¿Y qué pasó con la comunidad psiquiátrica de Bárbula, en Valencia?

Medicina en el tiempo:

La historia de la psiquiatría en Venezuela

Entrevista realizada al Dr. Manuel Matute, psiquiatra egresado de la Universidad de Salamanca, España; profesor universitario de la Escuela “José María Vargas”, de la Universidad Central de Venezuela y ex –presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría y Neurología (años 1978 – 1980 y 1992 – 1993)

Claudia de Oliveira

(...)

- Bárbula fue una buena experiencia, eso pasó en enero del 51… Tenía como mil pacientes
hospitalizados y tenía también sus pacientes ambulatorios. Aquello tenía un equipo de médicos, en los
años 50, notable. Ya en el 58 cuando se fundó el capítulo de psiquiatría en Valencia había un grupo de médicos – 12 médicos – todos con una gran formación. Bárbula de alguna manera ha podido pasar a la categoría a la historia de la psiquiatría nacional como uno de los mejores hospitales del centro del país para atender emergencias psiquiátricas.
El ingreso formal de Venezuela al escenario de la psiquiatría internacional se logró en el año 1961, cuando fue realizado el “Primer Congreso Latinoamericano de Psiquiatría”, que tuvo lugar en la ciudad de Caracas, bajo el auspicio de la Asociación de Psiquiatras de América Latina (APAL).
Los orígenes de esta entidad se remontan al año 1950, fecha en la cual se realizó el “Primer Congreso Mundial de Psiquiatría”, en París, Francia. Estando allí los doctores Raúl González Enríquez (México), José A. Bustamante (Cuba) y Carlos A. Seguín (Perú), nació la idea de crear una asociación, la cual integrara a todos los países de América Latina. Estos tres hombres presentaron al año siguiente en México - donde se llevó a cabo el “Congreso de la Federación Mundial de Salud Mental ” - un informe al respecto. Cuando dicho evento culminó en diciembre de 1951, se trasladaron a la ciudad mexicana de Jalapa para asistir a lo que sería el primer “Congreso Latinoamericano de Psiquiatría”, ocasión aprovechada para fundar formalmente la APAL.
El comité directivo de esta institución se organizó definitivamente en el año 1957, durante la realización del “Segundo Congreso Mundial de Psiquiatría” (Zurcí, Suiza), quedando integrado por los doctores Bustamante (Cuba), Seguín (Perú), Pacheco y Silva (Brasil), Guillermo Dávila (México), Gregorio Bermann (Argentina) y Jesús Mata de Gregorio (Venezuela). Finalmente, en el año 1960, este grupo de especialistas funda en Cuba y de manera oficial, la asociación. Fue ésta la ocasión cuando se determinó que Venezuela sería el país sede de su primer encuentro. Al Dr. Mata de Gregorio, le correspondió ser su primer presidente. Después de 1961, en el país se organizaron dos congresos más: uno en el año 1979 y otro en 1992.
Previo al evento que tuvo lugar en México en 1951, el Dr. Manuel Matute destacó otro antecedente de importancia: “hubo en Perú un congreso en el año de 1938. Ese congreso es el primer antecedente que se tiene de la Sociedad Psiquiátrica de América Latina. Lo convocó Honorio Delgado que se había formado en Europa; tenía una gran formación y un gran conocimiento de la psiquiatría, aparte de haber sido un gran escritor. El delegado de Venezuela en aquel momento fue el doctor Herrera Guerrero”, afirmó.
El viaje en el tiempo llega a su fin

El período siguiente a esta “época dorada” (década del 70 y 80) en la historia de la psiquiatría
venezolana, pudiera ser calificado como de continuación y mantenimiento de todas las iniciativas
emprendidas por la larga lista de personajes que desde 1874 han determinado buena parte del origen, desarrollo y evolución de dicho campo de la medicina en el país.
También fue ésta la etapa donde se dieron los primeros pasos para promover el surgimiento de la psiquiatría infantil como una nueva área dentro de esta especialidad, aunque cabe destacar que unos cuantos años antes, ya se habían intentado algunas acciones al respecto. En este sentido, el Dr. Manuel Matute destacó el interés del Dr. Rafael Vegas por crear una sección de psiquiatría infantil, durante su ejercicio como presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría en 1948. Vegas ya había participado estrechamente en la creación de una casa de observación de menores. Por su parte, el Dr. Ricardo Álvarez, mientras ocupó el cargo de Jefe de la División de Salud Mental en 1952, realizó declaraciones de prensa en las cuales se refería a la creación de un instituto de psiquiatría infantil. Luego, en 1980 un grupo de doctores, encabezados por Manuel Matute llevó a cabo un primer curso rotatorio por las ciudades de Valencia, Maracaibo y Ciudad Bolívar.
El viaje en el tiempo emprendido por Manuel Matute para hablar acerca de los enrevesados caminos tomados por la psiquiatría venezolana, desde sus primeros años de existencia en 1874 hasta hoy, llegó a su fin cuando la siguiente pregunta lo invitó a reflexionar sobre la realidad de la práctica psiquiátrica nacional en los momentos actuales:
-¿Qué opinión ofrecería usted acerca del panorama que actualmente ofrece la psiquiatría venezolana?
- La psiquiatría actualmente tiene el sufrimiento que tienen todas las instituciones del estado, relacionadas con la salud. No olviden que son instituciones que dependen de las universidades locales y del presupuesto del Ministerio de Salud. No es tan fácil conseguirse un director de un curso de postgrado que únicamente vaya a trabajar en eso. Profesores que están a tiempo completo en eso y no hay dinero para pagarles. Pero de todas formas, los cursos han seguido una programación que más o menos es eficiente. Nuestra psiquiatría es buena, pero con la tristeza de que tú vas al Hospital Psiquiátrico, que fue donde se hizo el primer curso de postgrado – hace cincuenta años – y ves que no hay derecho de que tengan aquel auditorio destartalado, aquella suciedad en el ambiente, aquella desidia, aquella incomodidad. El museo tiene las cosas tiradas… eso es una incuria, algo terrible.
Y es que para el Dr. Matute, el tema de la salud mental siempre ha sido considerado por el estado como una cuestión de segundo orden, como un elemento al cual se le puede otorgar una menor atención o importancia. Para este psiquiatra y profesor universitario, tal hecho es un craso error, pues a su parecer, buena parte del bienestar individual y colectivo del ser humano, depende de la calidad y condiciones de su psique. Por ende, las instituciones responsables en el tema deberían asumirla como prioridad y no como un elemento “extra” o de poca relevancia, tal como lo han hecho hasta ahora.

3 comentarios:

    On 27 de abril de 2014, 21:24 Anónimo dijo...

    Hola: Soy madre de un joven de 26 años,que padece esquizofrenia,esta medicado, pero no quiere tomar la medicación .Cuando yo muera, mi hijo dejara la medicación.La vida de mi hijo sera terrible.¿ Se puede realizar una cirugía al cerebro? y colocar en el cerebro un micro chip para que le suministre la medicación? Disculpen mi ignorancia. Pues estoy preocupada.Saluda Elizabeth de Uruguay.

     
    On 27 de abril de 2014, 21:27 Anónimo dijo...

    Hola: Soy madre de un joven de 26 años,que padece esquizofrenia,esta medicado, pero no quiere tomar la medicación .Cuando yo muera, mi hijo dejara la medicación.La vida de mi hijo sera terrible.¿ Se puede realizar una cirugía al cerebro? y colocar en el cerebro un micro chip para que le suministre la medicación? Disculpen mi ignorancia. Pues estoy preocupada.Saluda Elizabeth de Uruguay.

     
    On 25 de agosto de 2014, 23:07 Anónimo dijo...

    Hola quisiese saber si el stilnox y el valcote interfieren con los anticonceptivos

     

Blogger Templates by Blog Forum